No os pasa…?

No os pasa, que de repente decís algo, tan solo una frase y, -como en un dejavù-, recuerdas que tal frase, tal comentario te lo hizo un familiar, un padre, un abuelo…
A mi me pasa a menudo cuando hablo con la gata.

Obviamente, no me responde, solo me mira. Me refiero a esos:

  • Tira para allá.
o..
– Quita de en medio, no seas pesada.
Frases que medio musito, medio hablo, siempre con tono cariñoso.
Es entonces cuando mi memoria me juega malas pasadas recordándome..
– Esto lo decía papá.
– Esta frase se la escuché al abuelo..
La realidad me devuelve al hecho de que me hago mayor, no mayor de viejo (que también), sino más bien a darme cuenta de cómo es la realidad de la vida cuando los hijos ya no están en casa; o de cómo cada uno (mi esposa o yo), tiene su espacio y nos volvemos más reflexivos, teniendo “conversaciones” para con uno mismo.
El gato (gata en mi caso), tan solo está ahí.
Como un perrito faldero, acompañándome a cada paso.
Inevitablemente parece que es con ella con quién más hablo al cabo del día.
Me pasa -también-, cuando cocino…
– Huele a algo que me suena. -Me digo-, y venga, a darle vueltas al coco. Y después de mucho rato, no soy capaz de recordar a quién me recuerda “esa” olor…
Generalmente son los olores los que me transportan a otros tiempos.
Me llevan a tener referencias.
Visitando con mi hija un supermercado en el que trabajé en el 91 o 92 , recuerdo con nitidez sus palabras:
– Qué bien papá, huele a calentito de cruasán..

A menudo, cuando entro en panaderías, en supermercados, los aromas me devuelven los recuerdos de éstas palabras.

También es cierto que cuando “heredé” la máquina de afeitar de mi suegro, el olor del pelo acumulado en las entrañas de aquel aparato, me llevó directamente a mi niñez, cuando como niño pequeño observaba afeitarse a mi abuelo.

Me gusta escribir “esa olor”, denota de dónde eres y me parece divertido. Yo por ejemplo siempre utilizo “ese olor”.
Es importante. porque llegará un día en que cuando lo vuelva a oír, el recuerdo me devolverá a ésta conversación y eso es grande.
Comprendéis..??
Generalmente, hablamos y hablamos sin dejar huella en los demás, solo empatizámos cuando conseguimos tener conexiones.
Eso está bien.

APUNTES SOBRE LA REPÚBLICA (catalana)

APUNTES SOBRE LA REPÚBLICA (catalana)
En el imaginario filmográfico, Hollywood nos tiene demasiado acostumbrados a títulos tipo:
– “Princesa por sorpresa”
– “El príncipe valiente”
– “Príncipe y mendigo”
– “El príncipe y la corista”
– “El discurso del rey”
Y podría estar citando así hasta dentro de una semana…
Otros géneros cinematográficos apuntan sobre títulos tipo:
– “Con la ley o sin ella”
– “En el nombre del padre”
– “Matar a un ruiseñor”
– “El proceso” (no es coña)
– “Philadelfhia”
– “El abogado del diablo”
– “El inocente”, “El veredicto”, “Acción civil”, “12 hombres sin piedad”….
En fin. Ya (creo) se entiende hacia dónde se encaminan mis pasos….
En el Face de un amigo leía sobre la siguiente reflexión:
QUE BIEN SIENTA SENTIRSE REPUBLICANO POR UN DÍA!!
Ahora bien, si la Comunidad Europea no reconoce dicha República, deberíamos someternos (concretamente hoy) al cada vez más discutido cambio de hora?
Y entonces, yo, que trabajaré una hora más este fin de semana que estoy de guardia, me puse a pensar:
Una hora de mi vida bien vale un día de República!!
Luego, (si, si… Ya sé que algunos de los que me leáis no daréis crédito ante tanta tontería/ficción), pero:
UN DÍA SIN MONARQUÍA!!
Cuánto cuesta un día sin Monarquía?
El ciudadano Felipe VI cobra 236.444 Euros/año, La Leti algo más de 130.000, El padre del primero 189228, su esposa (es un decir) 106.465, más 108000 de la infanta, más….
Vamos a dejarlo ahí. Hasta ahora llevamos algo más de 770000 Euros.
Me sale a unos 2109 Euros diarios
Ya os hacéis vosotrxs las cuentas…
Mi contrato me exige realizar 1752 horas al año.
Creo que es una hora bien invertida.

Independencia y otras quimeras

Atiendo absorto al empate/embite de sendos Presidentes. El de España y el de Cataluña.

Observo (incrédulo), a cómo se tensan los lazos, día tras día, para, -a mi juicio-, no llegar a nada a futuro.

Comprendiendo perfectamente que un político como Rajoy no puede pretender ser recordado en los libros de historia que estudien sus nietos, como el artífice impasible que hizo posible la rotura de un pais. Menudo papelón..

Comprendiendo a la vez que Puigdemont ya ha consegudo La Independencia, (también a futuro en los mismos libros de texto), aunque la esencia que rodea a Anna Gabriel no pueda aceptar la falta de inmediatez consensuada.

Existen otros muchos figurantes (de escaso valor ajedrecístico, dicho sea de paso), que pretendiendo sacar tajada: Sánchez, Rivera, Santamaria… No hacen otra cosa que crispar el movimiento de fichas.

Mientras las “blancas” parecen defender con un Enroque de Rey tras ver como cayeron alfiles, caballo y alguna torre, las “negras” parecen ofrecer un Gambito de Dama sin preocuparse de protegerla y tan sólo cruzando alfiles.
Mientras, los espectadores profesionales que observan la partida desde las gradas, contemplan el sinsentido de que ambos “reyes” puedan llegar a quedar en tablas.

Cualquier observador de ajedrez sabe que se ganan las guerras perdiendo batallas.

En fin, (que me pierdo), en el muro de un crítico amigo, nada que ver con un amigo crítico, he leído:
YO NO VOTARÍA INDEPENDENCIA
Pero reconozco mi gran simpatia por el movimiento independencia. ¿Seran mis amigos independentistas? Sera el corazón partido por ellos? Sera Rajoy, Rivera y Arrimadas?
Será que desearia independizarme de Rajoy y del PP y seguir envejeciendo con mis amigos, sea como sea?

 

La reflexión me ha parecido soberbia.

Y mi comentario ha sido el siguiente:

Interesante reflexión.
Yo, que apenas creo en banderas, (más bien siento que soy de dónde trabajo y como), no puedo dejar de pensar en cómo distintas personalidades políticas de distintas ideológias se agrupan para que todo siga igual. Apremiando conductas para, lejos de trabajar por el pueblo, eternizarse en sus puestos con el proposito mencionado.
Ojalá pudiera sentir como mía alguna emoción. Hace décadas que el escepticismo hizo mella en mi idiosincrasia.

Ahora bien, el otro día (a mi me pilló cerca de Oporto, disfrutando de unas breves vacaciones), cuando Puigdemont proclamó la Independencia durante aquellos nimios ocho segundos, asistí a un espectáculo cuya sintesis no tenía parangón.

“…Mi esposa y mi hija, abrazadas, con los ojos arrasados por lágrimas de genuina alegría…”

Ocho segundos!!
Y yo, conteniendo el aliento, asistiendo cual estatua de sal, al mayor espectáculo inimaginable:

El abrazo generacional.

Repasando los 10 Mandamientos.

Nunca conseguí aprenderme los Mandamientos.

Me fascinaba (ya de pequeño), cómo sonaba aquello de:

“…lo de la mujer de tu prójimo…”

Pero como todavía no entendía… Pues ni tan mal.

Desarrollé, -eso si-, una fuerte predilección por lo del:

“…Amarás a Dios sobre todas las cosas.…”

Me fascinaba lo fácil que era interpretar el papel de Dios hasta creerlo y actuar como si nada fuera conmigo mismo..
Qué cosas..!!!