Amistades hipócritas en Redes Sociales..

Últimamente pienso en lo de Face y lo de recuperar amistades, antiguas amistades que, gracias a las Redes Sociales, se reencuentran como por arte de magia.
Ejemplo:
Recibes una solicitud de amistad de alguien cuyo nombre conoces y, por lo menos yo, la aceptas (yo las acepto todas.. que más da? Una vez acepté a uno que enseñaba una pipa en una foto, le comenté,  recuerdo, cuál era el ímpetu que le acuciaba a mostrarse al público con una actitud tan beligerante? Y me borró de su lista de amistades con la misma premura con que yo le acepté en la mía.  Sin mediar conversación alguna.
Tu te lo pierdes, pensé.  Pero como ya me había borrado (que no eliminado), no se lo pude explicar.

Volviendo a lo mio.  En realidad prefiero amigar a gente que no conozco que a los que si conozco.
Por qué?  Igual os preguntáis alguno..
Es sencillo, generalmente cuando una persona a la que no tienes el gusto de conocer, te pide que la amigues, tiene la educación de incorporar algún breve mensaje tipo:
– Hola, he leído algún comentario tuyo en  el muro de un amigo amiga.. y como me gusta lo que dices, he pensado que igual si me amigas, te puedo leer con más facilidad.
A ver. Comprendo que es una forma amable de socializar. Pero, para que nos vamos a engañar,  todos tenemos un punto de vanidad que se crece cuando alguien (si no lo conocemos mejor que mejor), nos dice que nos lee y disfruta con ello.
Vamos.. a determinada edad,  dicha afirmación es superior al sexo. Le amigas. Fijo.

Ahora bien, los/las amistades, antiguas amistades, que de repente te envían una solicitud de amistad, tu las miras y piensas:
Guau..!! Tal o cual persona! Cuanto tiempo hace que no sabia de ella..? Ya la daba por…muerta? Cuanto ha pasado? Ocho, diez, tal vez quince años?
La aceptas. Sin mirar. Sin pensar (yo las acepto todas. Ya os he contado que una vez me topé con un tío que…jajaja, tranquis. No os lo contaré de nuevo) y ya.
Y ya, quiere decir eso. No saludan, no comentan, no te dicen ni mu. Para qué?  Ya te han recuperado. Ya formas parte, de nuevo, de su anodina vida.
Fascinante.

Supongo que muchos de estos,  también son de los que de repente han visto pasarse la cocción de sus lentejas y de repente comprenden lo que es una Red Social y… tiran del hilo. Los que, (y no es por presumir, estamos desde hace años compartiendo datos en Internet y, comprendemos que esto sólo sirve para engañarnos un poco menos), miramos a los primeros con retrospectiva condescendencia sólo podemos disimular mal la sonrisa.

Lo dicho, prefiero amigar a gentes que no conozco.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s