Sábanas limpias

Invierno.
El rasgar con rapidez los pies al estrenar sábanas,
Ese era un momento serio.

La frialdad del Tergal combinada con el derroche de regalo.
Quien necesitaba sábanas bien planchadas cuando es niño?

Zas.!
Y el lienzo almidonado perdía la prestancia que tu madre chacha le otorgaba.
Cuantos lienzos habrás planchado madre?
Y yo me creo un artista.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s