Adur

Hola cariño, estás mejor?
Leí tú mensaje sobre las dos de la mañana. Me desperté para hacer pis. Me volví a la cama para poder descansar algo más.
La noche del jueves al viernes me desperté sobresaltado. Soñé que Kas se cargaba a Pelusa.
A ver.. con relativa frecuencia la gata se pasea delante de ellos en casa. Como vacilandole. A veces Kas hace el gesto y sale detrás de ella -nunca la pilla- pero el susto se lo lleva. Por chula.
En mi sueño, la pillaba. Me desperté justo cuando lo sujetaba, pero ya la había pillado.

Luego.. Pasó que sólo fue un sueño.
Esta noche contaste lo de Adur.
Lamento no haberte podido consolar.
Luego, en la hora que pude dormir soñé contigo pequeña con la Rocki.
No me porté bien con aquella perra. No le hice mal pero tampoco intenté quererla. Ojalá a mi de pequeño me hubieran educado con perros en lugar de hacerlo alejandome de ellos.
Cada vez que te recuerdo con la alegría con aquella perra en tus brazos, no puedo dejar de pensar en lo cerca que te tenía y en lo lejos que a veces demostré estar.
Tener a Kas me ha ayudado a comprender las muchas carencias afectivas que tal vez tenía y por las que cuando eras pequeña me comporté como un capullo en nuestro núcleo familiar.
En cualquier caso, deseo que te puedas recuperar bien de la carga afectiva que supone está pérdida.
Te quiero hija.