I (6)

A estas alturas del relato -tras seis entregas en tres días, más los nueve años que hace que no la veo- no esperaréis que I siga abierta de piernas para concluir el acto.

(caso de que lo esté, seguro es con otro..)

En cualquier caso, siempre perdurará en mis recuerdos con las facciones de la cara crispadas, con los dedos de sus manos tensos, aferrándose a la sábana, el estómago prieto, la curva de su espalda arqueada hacia afuera, los pezones duros, de punta -uno más que otro, el izquierdo parecía “mordido” en dos-. Sudorosa, ebria de lujuria, sedienta de sexo, expuesta y aparentemente frágil. Implorante.. suplicando:

– Más!! Méteme más dedos.

– Ya te he met..

– Pues más. Méteme tres. Cuatro. En el culo, méteme otro más en el culo…

– …

Mi relación con I degeneró mucho con el mutuo consumo de drogas. Si bien al principio era divertido probar, experimentar, o jugar, con múltiples accesorios.. al final, todos se volvían en contra. Ni yo podía -físicamente- competir, ni ella podía -al final- concluir.

Lo que pareció en un principio divertido y estimulante, la utilización de diversos dildos, o espolvorear con coca sus pezones y clítoris, tras humedecerlos previamente -cosa que permitía su endurecimiento e hipersensibilidad respectivamente, haciéndole conseguir decenas de seguidos orgasmos, al tiempo que retrasaba interminablemente la eyaculación- acabó por insensibilizarla hasta no conseguir el efecto deseado y convirtiendo el juego en frustración.

En una jornada se podían dar los siguientes pasos. Fumarse un porro tras otro, ella -para sentir lo indecible-, meterme un par de rayas yo, para aguantar el ritmo. Permanecer -no es exageración- más de dos horas arrodillado, lamiendo/succionando jugos de aquella locura de sexo que dominaba mis sentidos.. -parar tan sólo en mi empeño, los mínimos segundos de preparar y esnifar más coca o beber algún trago de cerveza para remediar la sequedad de boca- y volver al ataque. Una locura.

Si bien al principio -como os digo- todo era miel.. I se pavoneaba con alguna intima de cómo su nueva pareja era capaz de arrancarle trece, quince orgasmos por sesión {*}, con el tiempo.. cuando apenas era capaz de alcanzar uno -breve, cortito, minúsculo, insignificante..- tras desesperantes horas de intentarlo, la relación fue convirtiéndose en mierda. Volvieron a salir los viejos fantasmas, volvió a salir María. Con ella, los reproches. Que por qué ella si era capaz de dilatar para complacerte.. que si a qué esperaba para hacerle sentir los orgasmos que aquella zorra le había asegurado que yo le proporcionaba cuando ella -la novia oficial– se marchaba.. todo un despropósito.

{*} Abro este corchete para hacer un inciso. Lejos de sentirme halagado cuando una mujer presume de qué y/o, sobre todo, cuánto placer eres capaz de dar, la realidad, es que dejas de ser tal o cual, para convertirte en una especie de trofeo a batir.

Generalmente, la mujer que da con un sujeto que le proporciona placer de determinada manera, se lo guarda para ella.

En el caso de que, digamos, se comparta la información, -estoy hablando, además, de unas experiencias exacerbadas por el continuo consumo de estimulantes entre un grupo reducido -o no- de sujetos que se conocen- existe el problema de cuánta paranoia se genera ante las expectativas que crea dicha información-. Esto es:

– Seguro que ya estás pensando en comérselo también a tal tal. Seguro que ya lo has hecho. No mientas, por qué si no mi amiga iba a estar distante conmigo si no..

Y, así una larga retahíla de miedos infundados -en este caso, no ya con la experiencia de cómo nos conocimos-.

En fin..  aquella relación acabó. Recuerdo mucho de aquellos años. También anécdotas con cariño. Ya he contado alguna..

https://montxomon61.wordpress.com/2015/03/14/frases-celebres-1/

Recuerdo su sabor.

De sabores hablo otro día..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s