Publicidad televisiva, el último jinete del Apocalipsis.

Hoy -de nuevo- he vuelto a perderme el final de una película en televisión.

Harto de esa puta manía de cuando faltan apenas unos minutos para finalizar un film, cortan y bombardean con interminable intermedio de publicidad. Sobre el octavo anuncio he decidido no claudicar una vez más.

Me he levantado del sillón -como si fuera a hacer algo para aprovechar el tiempo inútil de intermedio- y cuando el televisor parecía haberme ganado la partida… lo he apagado. Él sabe que lo volveré a castigar durante otra temporada sin enchufarlo. Esta partida ha sido mía.

Lástima que no parezca aprender nunca.

No comprendo por qué se empeñan en llamarla “Televisión Inteligente”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s