Una vecina chismosa..??

La mayoría de las Comunidades de Vecinos siempre parecen tener varios especímenes en común. Vecinos ruidosos, malos hábitos, envidias, mete-patas, rencores, chismosas/os y un largo etc..

De éstas últimas quiero contar una anécdota.

En mi Comunidad, seis puertas por rellano, cinco pisos por bloque, siete bloques… familias de trabajadores, niños pequeños.. vamos, contando a bulto, puedo juntar setecientas personas. Una fiesta continua. Tenemos de todo..

Juan, extrovertido, andaluz, treintañero, del Real Madrid, albañil -en paro-, mujer, tres hijos y un perra…

Entramos en tropel en el rellano de la escalera. Él con su troupe, yo con mis perros. Tres adultos, tres críos chillones y tres cuadrúpedos. Algarabía total. Llamamos a los dos ascensores, mi perro le huele el culo a la suya. Su mujer reparte capones a los gemelos..

Juan me dice:

– Vecino!! -Juan me llama siempre “vecino”- Enfrente tuyo vive un tipo muy majete él, verdad? El que ha comprado la casa de Marcelino..

– Si. Se llama Toni, separado. Con dos niños pequeños. De la edad de la tuya..

– Le conocemos, tiene fama de ligón. Antes vivía en el mismo edificio que nosotros. Antes de trasladarnos a éste.

Y se gira hacia su mujer en ademán de pretender que su esposa le de la razón.

Su mujer, que no puede negar que los gritones de sus retoños sean suyos, asiente con la cabeza.

Juan, continuando su perorata, insiste:

– Decían de él entonces, que se tiraba a todas las vecinas menos a una.

Y antes de que yo diga nada su mujer apostilla:

– Pues sería con aquella estrecha que vivía encima nuestro.

Se hace un silencio. Las palabras resuenan en mi cabeza mientras se abren, al unísono, las dos puertas de los ascensores. Me meto en el pequeño seguido de mis canes. Juan, absorto en sus pensamientos, se despide con un:

– Pues ya lo sabes “Vecino”. Vigila a tu mujer. Que lo tienes enfrente..

Mi perro me mira. Parece estar preguntándome:

– Este tío es tan tonto como parece? No le acaba de decir su mujer que también a ella se la pasó por la piedra?

– Déjalo. Los humanos somos muy raros algunos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s