Envejecer. (el abuelo del Maravillas)

He estado alejado de esto unos días. No por ello he dejado de reflexionar, claro.

Mis disculpas.

Vamos con la primera:

He querido titularla OBSESIÓN. Aunque no se si es exactamente eso?

En los últimos meses, aprecio cómo encuentro “parecidos” con personas conocidas en otras vidas.

-Y no me refiero a haberme reencarnado, con otras vidas siempre me refiero a los años vividos, a mi pasado. El cuál está bien diferenciado con mi ristra de relaciones-. A lo que iba..

En los últimos meses, tal vez un par de años, el deterioro físico que siento, me hace recapacitar mucho en la observación de personas de más edad. Espiándolos. Observando sus gestos. Escuchándoles hablar -si tengo ocasión-, encontrando asombrosos parecidos en el recuerdo de otros que conocí en mis vidas pasadas. Generalmente -curioso, o no tanto-, son personas mayores.

En el barrio veo a un abuelo que es idéntico al abuelo del Maravillas. Un restaurante que frecuenté en otra provincia a mediados de los años noventa.

Está idéntico a la imagen que, en mi cerebro, guardo de él. Sin embargo han transcurrido treinta años. Aquel debió fallecer hace ya, mientras a este le debe quedar una década?

Lo de “obsesión”, -a veces me paro a pensar- es sin duda porque observo cómo me encuentro más cerca de ellos ahora, que de los recuerdos que de ellos tengo.

Me fastidia no recordar su nombre.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s