Otro día en la feria haciendo el ridículo…

He titulado esta Entrada <<Otro día en la feria haciendo el ridículo>> por escribir algo.

En realidad, debería haberlo titulado: <<Otro día en la feria haciendo el ridículo, madre mía!! que tonto eres chaval.>>

Lo de tonto se puede aplicar tanto al “chaval” como a mi mismo..

– CÓMETE A ESTE RANCIO!!

Escuché, saliendo de mi boca, tamaño exabrupto el otro día en la cola de un bar de la feria, refiriéndome hacia un adolescente que se colaba sin más ante la incrédula mirada de los que allí, -pacientemente- aguardábamos turno para pedir..

Y el niño -que podría ser mi sobrino, si éste se hubiera vuelto gilipollas-, me mira con horror. Se aparta de la fila y se me queda mirando, con ojos de… implorando, tal vez rezando para que mi perro (mi lobo en este caso) no se lo meriende.

Él, -mi perro- me mira, -como de costumbre- como diciendo:

– Otra vez un seco? Nunca puedo hacer ver que me como a uno con carnes? Uno gordito.

Vuelvo a mis reflexiones. El momento ha pasado. Que ridículo más grande hemos hecho el niño y yo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s