Alzehimer.

Quiero recomendar un libro cómic que aborda con acierto el terrible tema del alzheimer. Se titula ARRUGAS

Portada Arrugas1[1]

arrugas-3[1]

Pag47[1]

027[1]

Cuenta los procesos previos de la enfermedad de manera amable -aunque siempre triste- y el deterioro personal del afectado. La aceptación -o no- del resultado de las pruebas, la reclusión del mismo en un Centro pera Mayores por parte de los hijos. Los problemas de adaptación, y un largo etc. de situaciones..

Bella historia, real o no.. todos hemos visto alguna película donde los protagonistas nos emocionan con su historia.

Nosotros -mi esposa y yo- tuvimos que vivirla en primera persona. Aunque nosotros no optamos por el ingreso en ninguna institución -tampoco nos lo hubiéramos podido permitir- me solidarizo con todas aquellas personas que hayan tenido que sufrir las devastadoras consecuencias que deja tras de si.

Lo peor -a mi juicio- de esta ingrata enfermedad es precisamente lo intrínseco de la misma: La pérdida de la memoria.

Mi esposa y yo asistimos durante años al ensimismamiento de mi suegro, que padeció la enfermedad hasta su muerte. El deterioro de su día a día era insuperable. Teníamos que armarnos de valor para cada nueva jornada.
Unas veces te agradecía los cuidados sin conocerte, otras -asustado ante la presencia de un extraño- transigía por los cuidados sabiéndose incapaz de cuidarse por si mismo. A menudo me confundía con un hermano en lugar de su yerno, echándose cuentas sobre por qué yo no había envejecido como él. Mi mujer -su hija- pasó a ser también su hermana a sus ojos.. verlo cómo cada día iba perdiendo memoria y cordura era lamentable. Un día comenzaba a comer sin cubiertos -porque había “desaprendido” su utilización. Otras, “se escapaba” de casa, aduciendo que él ya sabía hacia dónde tenía que ir. Luego, tras seguirle a distancia por las calles -a una distancia prudencial, para no ofenderle-, lo re-conducíamos de nuevo hacia casa. Otras veces, salía a medio vestir, perezoso para hacerlo -igual que un niño-.

Lo peor llegó cuando falleció. Al dolor por la pérdida del ser querido, hubo que añadir la frustración que se siente por “sentirse culpable”, dado que por fin, tras años de esfuerzos, se siente uno liberado. No hay una escuela que pueda aleccionar a los familiares para ayudar a mitigar el dolor contraído.

Lo dicho:
Bella historia, real o no…

Un comentario sobre “Alzehimer.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s