Innecesaria Sensación de Ligue. (poema)

Barra de bar.

Señorita -mojito en mano- absorta en partida de ajedrez.

Jugando contra si misma.

Un pellizco de sonrisa -en realidad hacia mis canes- hace que por un instante me permita soñar con situaciones anteriormente vividas.

Efecto nostalgia.

El estuche del juego -una joya en arabescos de marquetería no más grande que un plato de postre-, no me permite enfocar la estratégica situación de las fichas.

Dudo, si intervenir -como adalid itinerante-.

En su lugar, sonrío como lobo desdentado, ante el amable cruce de miradas…ante la absurda espera.

A pesar de sus marcados ibéricos rasgos,

un fluido inglés surca sus labios en lo que parece un saludo hacia…

… otra ninfa -de similar edad indefinida- que surge por mi espalda.

Lástima!!

El saludo -íntimo- entre ambas,

me invita a especular a no hacer el ridículo.

Mientras la bienvenida se permite refrescar los labios con la copa ajena,

el camarero sirve dos nuevas.

Una pequeña brizna de hierba-buena en el labio de la recién llegada,

es motivo para la aclaración definitiva.

En gesto rápido -y sensual- con un dedo, la primera,

le quita e introduce en la boca la ínfima y verde partícula.

El sugerente gesto…

(tan rápido como íntimo)

me ha provocado un atisbo de erección.

Menos mal que siempre fui mal jugador de ajedrez.

Mi estrategia hubiera decepcionado.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s