4000 GIN-TÓNIC´S.

4000 GIN-TÓNIC´S.

(Responso. Duro, pero responso al fin y al cabo)

No seré yo quien te pase cuentas.

Hace algo más de once años, me hacía una raya sobre el auricular de un teléfono público de la planta del Clínico dónde estabas ingresado.

(la idea me subyugó divertida)

Como cuando el primo me habló de lo de Los Siete Magnificos el día del entierro de su hermano (tu ahijado).

“En la escena, uno de los ‘magníficos’ descabalgaba sobre unos cactus. Cuando le interpelaban sobre el hecho contestaba que en un primer momento le había parecido buena idea”.

Tengo a mamá en casa ésta temporada.

Lleva toda la tarde mirando tv. Ora un partido de tenis..

Ahora uno de Fútbol (sala).

Qué se le habrá perdido con el fútbol sala!!

 

Se ha hecho tan viejica…

La veo despertarse por las mañanas. Quitarse el respirador. Arrastrar los pies hasta el comedor y somnolienta, aunque con voz dulce, reclamar sus pastillas.

Suerte de mi mujer, que me alienta entre sonrisas y reniegos sobre la carga sobre-llevada. Jamás nos abandonará. Es una campeona. Pasamos juntos lo de su padre. Nos tocará repetir. Lo sabe. Lo sabemos. Aguanta, firme al cañón. Es una gran mujer.

Sabes?

Siento una mezcla de lástima, pena, e incluso desprecio por mi.

Por cómo se desenvuelven los acontecimientos.

La hemos arrancado de su casa, de su vida por su bien. Eso nos repetimos. La realidad es que es el nuestro (nuestro acomodado para-bien de no molestarnos entre los cuatro)

 No te voy a engañar. Creo que hará falta mucho esfuerzo para seguir (juntos) tras su viaje. Se palpa.

 Si las circunstancias hubieran sido otras, os estaríais cuidando como los abuelos de los cuentos que nos contabais de niños.

Ya sabes… mesa camilla, chimenea, sopas de ajo…

 

Once años viejo. Parece que fue ayer.

Así es la vida viejo. Todos tenemos reproches absurdos que hacernos.

Sublime…

SUBLIME.

– Recién hemos vuelto de unas breves vacaciones. Todo parece seguir igual. Sublime!

– Esto… qué quiere decir “sublime”?

– Pero mira que eres lerdo. Por qué no lo miras en San Google en lugar de hacerme parecer estúpido cada vez?

– Joder, no hago nada bien nunca?

– No digas tacos. Espera, lo busco:

Sublime:

Adj. Excelente, admirable, lo más elevado en su género:

– El reflejo de la luz en sus obras es sublime.

– Comprendes?

– Si. Creo que si.

– Pon un ejemplo.

– A ver, lo hago en una conversación, vale?

– Si eso te hace feliz…

– Que soso eres, joder!

+ A esta gente -los políticos-, no hay quién les entienda.
* Y no paran de hablar…
+ Si. Pero, qué dicen?
* Ni ellos mismos lo saben.
+ Pues yo ya empiezo a estar harto.
* Pues a mi, me da igual.
+ Ah! Y te parece bien que ni digan ni hagan nada?
* Lo encuentro sublime.

– Bien visto!! (por fin haces algo que vale la pena)