Sueños vergonzosos.

Sueños vergonzosos dentro de mi sección “Me entiende mi perro?”, es un sueño que tuve ayer por la tarde durante una breve siesta con el sol dándome en la cabeza. Un horror. Lo he titulado así dado el sentimiento de culpa que percibí al despertar.

El sueño era una serie de indicaciones, miradas y conversaciones con mis canes. Si bien cuando estoy despierto ya lo hago (hablar con ellos), en el sueño no me pareció tan amable la conversación transcurrida.

 * Enseñar, a que (mi perra) vaya a pagar la cuenta en los bares en que me paro con ellos.
Va con el platillo con la nota. Se contonea. Los habituales le tiran monedas.
(mi perro) se la mira de reojo como pensando:


– De lo que eres capaz por un recorte de chorizo.


Cuando -ella- parece darse cuenta, me mira de reojo en plan:


– Tú crees que hago el ridículo?


Generalmente, la ignoro. La experiencia me reconforta a dejarla hacer. Así consigue que le den para pagar otra birra.
Luego, cuando sumisa y cabizbaja vuelve, no dejo de despreciarla con un:
* Pide aceitunas. Son gratis y a mí no me gustan.

 

Un comentario sobre “Sueños vergonzosos.

  1. Dado es el cariño que les proceso a mis canes. Mis auténticas prolongaciones a nivel “hijas”. Tanto es el cariño que les tengo que, cuándo menos, me gustaría alguna aclaración, algún comentario al respecto de lo que opinen quienes le dan al “me gusta” en éste escrito.

    No pretendo provocar, más, dado que Word no posee la opción “no me gusta” sería interesante mojarse más.
    Gracias.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s