Una pregunta en Haikú, pueblo sirio.

Prometiendo

Una sin razón.

Elevando el grito de niños.

En nuevas guerras.

 

¿Dormirme?

Ojalá pudiera.

Ráfagas de metralla,

Invaden mis velados sueños como…

Raudos abejorros.

 

Es entonces, cuando tal vez,

sólo tal vez…

El diablo pugne por librar su batalla?

 

¿Grandes son?

Quienes capaces son de…

Omitir…

blandir sus

espadas?

Rajando, hiriendo cuerpos blancos como

nácar!

 

Asesinando

niños…?

Tan inocentes como

entrañables…

 

Sólo

implorando su perdón en sus

oídos

negligentes,

imperturbables,

sordos?

 

El terrorífico legado ha llegado?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s