Como un huevo a una castaña.

Se acerca un/él/ese, vendedor de cupones que siempre llega tropezando…

(no hay mala leche, le conocemos, es el marido de la maña)

Le pregunto, mientras le cojo del brazo para que no rebote por cuarta vez por entre las mesas…

  •  Qué salió el viernes?
  •  Perdona… Gracias, acabó en catorce…

Y desaparece dentro del local.
Glorioso, me repito catorce, catorce. Acabó en catorc… Mientras rebusco en la cartera, asoman los números:  9 Millones de euros, el tiempo justo para bajar el souflé del hijo de puta de número que acaba en 37.

Mientras mastico otra vez la cruel realidad de cada semana, sale el susodicho arramblando con todas las sillas de la terraza.

Una vieja sale a su encuentro, lo toma del brazo y lo encauza en la dirección correcta..

Mientras , la clientela de la terraza, hace apuestas sobre si bajará el escalón de la acera de bruces, se gira (horror), y me pregunta al viento..

  • Hubo suerte?
  • Casi. casi.  -Contesto, cortés-, Por uno… Se parece…


Se aleja directo a la papelera cuando otras manos amigas le vuelven a encauzar… Mientras me quedo pensativo y maldigo:

  • Si. se parece como un huevo a una castaña.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s