Tenichu.

​Que huevos mi abuelo.

Aprendía inglés con un cursillo que salía a diario en El Heraldo de Aragón, los recortaba,  los encontrabas por todos lados… -para cuando se fuera a Australia.. me contaba-.

Tres veces fué.

Luego, 

siempre me contaba lo mismo.

  • No comprendo nada, maño..!!
    Voy a la tienda, compro y escucho “tenichu”, “tenichu plis”, y yo hago así con las manos (me mostraba), y que cojan lo que quieran de monedas..

… Luego, como si de un chiste se tratase me escribía en un trozo de papel: 32.
32, therty two, tenichu.

y yo lo miraba embobado, feliz.

Joder.. era mi abuelo.
Yo no era capaz de estudiar ni inglés, ni nada. 

ni en colegios ni en ná.

Y él, entre paciente y paciente, encontraba tiempo para estudiar.. con recortes de periódicos.

Que huevos!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s