Asumiendo…

Asumiendo qué poco importa lo que carece de importancia.

Hace un par de días, cogí ese puñado de calcetines desparejados (hacia semanas que los veía tumbados, displicentes, en provocadora actitud de enseñorearse altivos por la zona conquistada, sobre la cómoda), y, harto, decidí “casarlos” por cojones.

Calcetines sublevados a mi!!

Ya no pensé más en ello. 

Esta tarde, al ir a vestirme, al coger un par al azar, salgo por el pasillo y mi esposa me dice:

– Pero has visto cómo vas? Llevas un calcetín de cada…

Bajo la mirada (tras meter tripa) y pienso: Los pantalones y las botas los cubren.

Mi esposa, que sin duda me conoce, me dedica una sonrisa reprobadora y ella sola se contesta:

  • Luego te faltará un par de cada.

La miro, me miro en el espejo del zaguán y contesto:

  • Pues los emparejaré igual. Otra manía menos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s