Déjà vu…

No os pasa que de repente decís algo, tan solo una frase y, como en un déjà vu, recuerdas que tal frase, tal comentario te lo hizo un familiar, un padre, un abuelo…
A mi me pasa a menudo cuando hablo con el gato.
– En realidad tengo una gata. Y no, no me responde.
Sólo me mira.
Me refiero a esos:

– Tira para allá.

o..

– Quita de en medio, no seas pesada.

Frases que medio musito, medio hablo, siempre con tono cariñoso.
Es entonces cuando mi memoria me juega malas pasadas recordándome:

– Esto lo decía papá.

– Ésta frase se la escuché al abuelo..

La realidad me devuelve al hecho de que me hago mayor, no mayor de viejo (que también), sino más bien a darme cuenta de cómo es la realidad de la vida cuando los hijos ya no están en casa; o de cómo cada uno (mi esposa o yo), tiene su espacio y nos volvemos más reflexivos, teniendo “conversaciones” para con uno mismo.
El gato (gata en mi caso), tan solo está ahí.
Como un perrito faldero, acompañándome a cada paso.

Inevitablemente parece que es con ella con quién más hablo al cabo del día. Y con los perros.
También me ocurre con los olores. Generalmente son los olores los que me transportan a otros tiempos.
Me llevan a tener referencias.
Visitando con mi hija un supermercado en el que trabajé en el 91 o 92, -debía ella contar siete años-,  recuerdo con nitidez sus palabras:

– Qué bien papá, huele a calentito de cruasán..

A menudo, cuando entro en panaderías, en supermercados, los aromas me devuelven los recuerdos de éstas palabras.

También es cierto que cuando “heredé” la máquina de afeitar de mi suegro, el olor del pelo acumulado en las entrañas de la máquina me llevó directamente a mi niñez, cuando como niño pequeño observaba afeitarse a mi abuelo.

Me gusta cómo dicen, algunas personas,  “esa olor”, denota de donde son y me parece divertido. Yo por ejemplo siempre utilizo “ese olor”.
Es importante. porque llegará un día en que cuando lo vuelva a oír, el recuerdo me devolverá a ésta conversación y eso es grande.
Comprendéis..??
Generalmente hablamos y hablamos sin dejar huella en los demás, solo empatizámos cuando conseguimos tener conexiones.
Eso está bien.

3 comentarios sobre “Déjà vu…

  1. Los olores transportan…, (creo que lo he dicho en más de una ocasión, pero si te digo cuando, miento) y a veces no es ni un olor particular, sino un conjunto en concreto, imposible de recrear, que te deja patidifuso…, por lo menos a mí me sucede…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s