Comunicación padre-hijo.

A MI PADRE

También pensé que tú a tus cincuenta, habías recibido menos hostias que yo por parte de la vida. Que sé que es una afirmación muy dura. Y que también te admiro por ello. Qué difícil debió de serte detener toda la furia que mis actos hacían hervir tus ojos.

Hoy pensé… Esta mañana:

Te lo has currado padre.

Muchas gracias.

Aunque, que lentos que fuimos, joder.

Demasiado lentos. Tuviste que morirte para entendernos.

Pero aprendí una buena lección.

Es triste -sin embargo-,  que no le llegases a mi cachorro.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s