3 comentarios sobre “Día de la Constitución.

    1. Hola Val.

      Es una idea que me enturbió el pensamiento el otro día. El marido de mi hermana pequeña -con la que tengo continuos roces-, cumple años hoy, seis de diciembre. Justo el día de La Constitución.

      Intentaré no extenderme mucho.

      Él, obviaré su nombre, es como el hermano que nunca tuve. Lo conocí en un trabajo hace ahora algo más de veintidós años. Una suerte de acontecimientos (buenos y no tanto), nos hicieron entrañables amigos. Luego, conoció a mi hermana. Ya puedes imaginar el resto.

      Hoy se celebra el Día de La Constitución. Supongo que un nutrido segmento de población, pensamos que es un festivo más de nuestro calendario. La mayoría lo ansía por los “puentes” que acostumbra a acomodar junto al próximo festivo ocho de diciembre. Día de la Inmaculada.
      Pocxs nos paramos a pensar en lo que se conmemora en éste día: La firma del ordenamiento jurídico español de 1978. Indispensable tras el Régimen del dictador que anteriormente gobernaba este país.

      Si no se tienen referencias de “la otra época”, (generalmente por edad), no se tiene, verdaderamente, consciencia de lo ganado tras la firma de La Constitución Española. Aparte de los Derechos y Obligaciones, hay una suerte de libertades civiles concedidas que, aunque parezca mentira, no hace tantos años, eran un sueño quimérico.

      En relación a mi frase, asocié varios contenidos, en apariencia inconexos.

      Varias de las leyes que se dan como normas indispensables en el citado Ordenamiento Jurídico tienen que ver con la pobreza de la población.
      Todos tienen derecho a tener un techo.
      Todos tienen derecho a tener trabajo.
      Todos tienen derecho a un sueldo digno.
      Todos tienen derecho a no sufrir hambre, frío, penurias, acosos, maltratos, violencia, estigmatización por raza u origen, orientación sexual, género…. (la lista es tan extensa que la vergüenza ajena aflora a mis mejillas)

      Mi cuñado es el pegamento que nos une muchas veces con la … de mi hermana.

      De alguna manera hice una asociación de ideas sobre la cual era preferible pasar hambre (en toda su semántica expresión) que enfrentarnos a la soledad.

      Como ves -una vez más- no he conseguido cumplir mi promesa de no extenderme.
      Pasa un buen día bajo la manta.

      Le gusta a 1 persona

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s