Qué tendrán que ver los cojones para comer trigo…

Mira.. Te lo voy a explicar:

Estaban dos labriegos, cada uno apoyado en la verja que limitaba su finca, digamos unos cien metros separando una de la otra, hablándose a gritos el uno al otro.

Mientras, en mitad del prado colindante a ambos, una vaca, propiedad del primero, se comía los pastos del segundo y un toro, propiedad del segundo, se calzaba a la vaca. El primer labriego gritaba a pleno pulmón:

  • VIGILA, que la vaca se te come el trigo.

Y el otro labriego, contestaba:

  • DA IGUAL, está capado.

Entiendes ahora la expresión: 

 Qué tendrán que ver los cojones para comer trigo..??

Si creyese en Dios..

Si creyese en Dios le diría:

  • Hazme bueno. Pero todavía no. Mejor poco a poco. Déjame seguir disfrutando de mi forma de entender la vida.

Sabes qué pasa Dios..??
Que creo que en cierta ocasión fuiste un cretino. Llegaste a la conclusión (ve TÚ a saber por qué), de que los humanos debíamos vivir con dolor.
No te preocupaste de repartirlo. Lo entregaste como cuando a alguien le toca la lotería. Todo para él. En lugar de pensar en quién se lo merecía más.
Por eso, si es que es verdad que existes, yo te desprecio.

Que difícil es comer palomitas sin que se te caiga alguna..

  • Es como cuando te has fumao un porrete de costo en el sofá de tu casa, tranquilo, y cuando a los cincuenta minutos te despiertas, sólo eres capaz de pensar lo que significan palabras tipo colesterol cuando te has trincao media tableta de turrón de chocolate..
  • Comer costillas de cordero, de pie, junto a la barbacoa del jardín… Y la gota de aceite resbala pulgar abajo, dirección a la muñeca… Y, te la miras como si no te creyeras lo que ves. El cerebro bloqueado, no te permite tomar decisiones.. Dejar de estirar la grasita churruscada con los dientes mientras sujetas el palo con el índice y el pulgar sin saber dónde pones el trozo de pan con alioli que sujetas en la otra mano…
  • Agosto, un calor de tres pares.. Tas comprao un cucurucho, dos bolas. En un halo de iluminación repentina has apostado por dos sabores imposibles de combinar. Un cítrico y otro con no se qué con canela… No sabes cual saborear primero, se derrite. Los dedos pringosos… Empiezas a cambiar el cono de mano y a chuparte los dedos justo cuando tu pareja decide entrar en una tienda de ropa. La percepción, que te hace sentir un inútil, de la mirada furibunda de la dependienta minifaldera, que te mira horrorizada sin saber que será peor. Que le des la servilleta pringada para que la tire, o que te limpies los dedos chupados en alguna prenda..

¡¡Cuesta de enero!!

La Cuesta de Enero parece que toca ya a su fin.

Este mes, una gripe de dos semanas largas me ha ayudado a no salir de casa. Con lo que “la cuesta” me ha parecido menos empinada. En cualquier caso, hoy visité el mercadillo local, tal vez con la velada flema consumista algo mermada para Las Rebajas. Así y todo, no pude dejar de fijarme que la Cultura pasaba por horas bajas…

Por lo que para acabar con las ironías de este mes, que mejor que una oferta generosa..?

944282_10200977140858190_2033150504_n1

Sed (y frustración) de poder.

​Hoy he soñado que me elegían Presidente.

Lo primero que hacía era quitar todas las subvenciones.

De un plumazo.

Cualquier organismo, institución, federación, asociación.. Que no se pueda financiar por si misma.. a tomar por culo.

Luego me sentaba a reflexionar.
Ayer escuché que el presupuesto para los doce mil trabajadores especiales (Síndrome de Down, etc) sería recortado en un treinta por ciento.
Mi hermana V, que me conoce, me decía en mi sueño:

  • Tendrás que comprarte algún traje.

ZAS. la primera frustración del cargo.