Que difícil es comer palomitas sin que se te caiga alguna..

  • Es como cuando te has fumao un porrete de costo en el sofá de tu casa, tranquilo, y cuando a los cincuenta minutos te despiertas, sólo eres capaz de pensar lo que significan palabras tipo colesterol cuando te has trincao media tableta de turrón de chocolate..
  • Comer costillas de cordero, de pie, junto a la barbacoa del jardín… Y la gota de aceite resbala pulgar abajo, dirección a la muñeca… Y, te la miras como si no te creyeras lo que ves. El cerebro bloqueado, no te permite tomar decisiones.. Dejar de estirar la grasita churruscada con los dientes mientras sujetas el palo con el índice y el pulgar sin saber dónde pones el trozo de pan con alioli que sujetas en la otra mano…
  • Agosto, un calor de tres pares.. Tas comprao un cucurucho, dos bolas. En un halo de iluminación repentina has apostado por dos sabores imposibles de combinar. Un cítrico y otro con no se qué con canela… No sabes cual saborear primero, se derrite. Los dedos pringosos… Empiezas a cambiar el cono de mano y a chuparte los dedos justo cuando tu pareja decide entrar en una tienda de ropa. La percepción, que te hace sentir un inútil, de la mirada furibunda de la dependienta minifaldera, que te mira horrorizada sin saber que será peor. Que le des la servilleta pringada para que la tire, o que te limpies los dedos chupados en alguna prenda..

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s