El milagro de la televisión.

Una de las mejores sensaciones de la vida cotidiana es cuando, por ejemplo, quieres colocar algo tras la televisión. Ésta se desconecta (ese batiburrillo de cables, que sólo Dios sabe cómo se han liado así), y cuando acabas, te das cuenta de que funciona igual que antes.. Aun cuando no los has acabado de conectar todos.

  • La tele funciona sola. Y además hipnotiza.
  • Te lo juro…
    (Prometo, que es menos.. Pero parece más)
    …Se te cae dos veces el cacharro ese del Imagenio, se “desconfigura”…
    (que es como cuando vas a la Seguridad Social porque te encuentras un poco debil y te atiende un cabronazo rollo House, y te dice:
    – iIual es Lupus.. Y
    te quedas con esa boca de cuando tu madre te decía:
    – Niño..!!! Cierra la boca questás atontáo)
    .. Dos veces y nada más enchufarlo… FUNCIONA.
    Y, piensas:
    – Jó-Dó… y esos cables de tres colores..??
    (Esos que nos meten en todo lo que compramos desde que existe la HD)
    – Esos no se enchufan en ningún sitio..??
    Tras probar que todo funciona bien (con los bornes de colores acariciando el suelo, decides enchufarlos en cualquiera de los “macho-hembras” donde quepan.

    Que me faltaba un enchufe y como no estoy por la labor de poner ladrones.. Decido desconectar el DVD.
    Total…

  • ¡Corta el cable negro!¡El cable negro!
  • No jodas. Todos son negros, menos el tricolor que no sirve para nada. En cualquier caso, lo recordaré para cuando organice los del ordenador..!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s