Sobre Facebook.

Es curioso como Facebook, se convierte en una herramienta aliada para tampoco renunciar al placer de saber sobre antiguas amistades, que en realidad no lo fueron, sin que éstas se ofendan más de lo que antaño pudieron hacerlo.

Quiero decir, si hace años nos encontramos ante la diatriba con personas a las que no valoramos especialmente, ahora, si por ejemplo se acercan, a veces, tímidamente, el falso anonimato de la Red Social nos permite seguir ignorandoles con entrañable desfachatez.

(Algunos de los amigos que tengo entre mi grupo podrán comprobar en sus carnes este desplante, leerme y pensarselo mejor antes de darle al “Me Gusta”)

Alucinante.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s