Toma, para el cine.

La abuela Teresa (Mi bisabuela)
Nos daba veinticinco pesetas mientras comentaba:
– “Toma, para el cine”
Y nos reíamos, (siempre desde el respeto, nunca delante de ella), sobre qué querría que hiciéramos con cinco duros.
Esa sensación…
Como de que la mujer -igual-, ya estaba fuera de su tiempo..

Hoy recordaba el episodio desde la perspectiva de que tal vez nunca pretendió pagarnos toda la entrada del cine, si no solo contribuir a ella.

  • Una manera de contribuir a que ahorrarámos. Tal vez, incluso, a que valorarámos mejor el dinero.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s