La traductora.

La traductora

Idea para un escrito reflexivo.

Escuchando una entrevista a un escritor del norte de Europa, las respuestas del citado eran traducidas directamente por una traductora francesa al español.

Pronto me di cuenta, mientras escuchaba atento, cómo el hilo de la conversación perdía interés para regalarme tan sólo con la musicalidad de la voz con deje francés. 

Me estaba enamorando de una voz.

Y fue en ese momento cuando me hice la siguiente pregunta:

Importa realmente el trabajo ajeno?

No es más cierto que nos quedamos con lo que nos explican en función de la empatía con que lo hacen?

De ahí, sucumbir sin remedio a valorar si la interpretación real de lo que expresa un artista, un músico, tal vez un político, era tan solo un trámite.

Y por ende, desconfiar de lo que se nos traduce.

Un comentario sobre “La traductora.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s