La asistente.

Hace unos días me cambiaron el teléfono del curre.

Me han dado uno de esos “inteligente”, (por lo menos más que el mío -desde el que ahora escribo-, no te mosquees cariño).

El caso es que chafardeando aquí y allá, me encuentro con algo que dice ser Un Asistente.

Yo, que nunca nadie me ha tendido los calcetines o fregado los platos, lo de “asistente”, me suena a chufla. Por no hablar de lo de la segregación de clases sociales y, un largo etc de comidas de tarro que yo mismo me hago.

Estaba por volver al Whatssap cuando me dije: – Venga, no seas bobo. Prueba…

Y, no sin cierto aire de estar haciendo el ridículo, le digo:

  • Despiertame a las ocho!

Y, flipando, observo y sobre todo escucho una agradable voz de mujer que contesta:

  • Despertador activado para las ocho. Le quedan siete horas y veinte minutos.

Oye!! Me quedé a cuadros. Con lo que me cuesta a mi tan solo encontrar el reloj en el móvil. Vamos, ni lo toqué. Me quedé tumbado y quieto en la cama como si a un crío le hubieran pillado en una mentira. Asustao.

Esta noche, he querido explicárselo a mi esposa.

Le digo, ” mira lo que tiene mi teléfono nuevo”

Y le digo:

  • Despiertame a las ocho. 

Y me contesta (dejandome en el mayor de los ridículos)

  • No he podido comprender qué me ha dicho.

Mi esposa, claro, se echa a reír y marcha para otro lado (salvando así que le siga calentando la cabeza con algo que para ella carece de sentido…)

Cabreado y con el ego dolido, refiriéndome al teléfono, me acerco a él y le espeto:

  • No sirves para nada.

A lo que la agradable voz pregrabada y, ante mi mujer, me contesta:

  • Ten paciencia. Estoy aprendiendo.

Mirad, nos miramos los dos, mi esposa y yo, incrédulos, flipando, y nos echamos a reír. Mi mujer, me dice:

– Mira, lo que te faltaba, te ha salido contestona.

Mas risas. Sigo con el juego y le realizo varias preguntas, cada vez con más mala leche para ver por dónde sale.. Al final, como no consigo pillarla en error, suelto un exabrupto:

– Joder con el cacharro!

La voz contesta:

– Voy a consultar en Internet la palabra que empieza por j asterisco, asterisco, asterisco, asterisco y luego te contesto.

Mi esposa, desternillándose de risa, se cae del sofá. Yo, humillado y apesadumbrado le digo a mi esposa:

– Cariño, me voy a dormir.

A lo que la puta máquina contesta:

– Si, mejor. Ya es tarde. Buenas noches.

Con el amor propio por el suelo me dirijo hacia la alcoba.

– Pon Radio3.

– Sintonizada radio.

(Suenan Los 40’s) Puaj!

– Pon Radio3!!

– Sintonizada radio.

Persisten Los 40’s.

– Radio3, 3, 3!!!

Me escucho gritar por el pasillo camino al lavabo.

Lo que me faltaba! Otra loca en mi vida…

13 comentarios sobre “La asistente.

        1. Ya lo he pensado, más, de momento, no sé que opciones hay (tampoco creo sea buena idea, qué nombre le pongo? El de una ex? Me puede causar conflictos..)

          Me gusta

              1. He salido un rato en bici y al final me he dado una vuelta hasta el curre (la ronda de rigor en festivo), llego a casa y le pregunto cuántos kms he hecho, me dice que no tiene datos al respecto.
                Exhausto y rabioso la he llamado “inútil”, y me contesta:
                – Literalmente o metafóricamente…

                No puedo con ella!!

                Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s