El coche nuevo.

(Reflexión sobre un retazo de conversación escuchado en la calle)

Padre, madre e hijita.

El padre le dice a su esposa (a través del interfono):

  • Trae a la niña para que veáis el coche nuevo

La madre:

  • Ahora bajamos.

En esos momentos, yo salgo a pasear con los perros y, tras escuchar parte de la conversación felicito al vecino por su nueva adquisición. Un Volswagen, -dicho con toda sinceridad-, de un color azulón horroroso.

Entablamos una protocolaria e hipócrita cháchara sobre las bondades del nuevo utilitario hasta que, cruzando el zaguán de la portería, madre e hija aparecen en viva disertación sobre insectos animados.

El padre, (a su hija), interrumpiendo ambas conversaciones, la nuestra y la de ellas:

  • Has visto el coche nuevo?

La niña, completamente ajena a las indicaciones del padre, persiste:

  • (…) Pues la abeja reina se hace amiga de las mariquitas para que la defiendan de los pulgones (…)

La madre:

  • Has visto el nuevo coche de papá?

  • Porque los pulgones atacan a las abejas y éstas se estresan y no pueden hacer miel..

  • Te gusta mi nuevo coche, cariño?

(…), y entonces, el abejorro del caballo blanco vino a salvar a su colmena..

3 comentarios sobre “El coche nuevo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s