Una de huracanes.

Ayer, viendo las imágenes sobre los destrozos que el huracán Irma* dejaba a su paso, también sacaron imágenes sobre la gente que abandonaba Florida tras aprovisionarse en los supermercados.

Los comentarios “en off”, del periodista, alarmaban sobre cómo el gentío aprovechaba para, como digo, ultimar compras.

Antes de cortarse la imagen (seguro el realizador de tv vio lo mismo que yo), pude observar sendos carritos de compra de futuros supervivientes, uno con dos cajas de cerveza Coronita y otro con paquetes de Heineken.

Yo, que pensaba de manera apocalíptica, que lo más seguro es que compraran lonas, cuerda, tablas, clavos y demás herramientas, sufrí una decepción intangible.

  • No dejo (también), de pensar que mi ultima ex, la que arrasó mi vida, compartía este nombre.

2 comentarios sobre “Una de huracanes.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s