¡¡Una barra de pan más tarde!!

Hoy sopla Tramontana. Bendito aire del Pirineo que cruza (y barre) las tierras ampurdanesas, convirtiendo la aridez con que nos ha obsequiado el verano, en deshojadas laderas.

Eso sí, las últimas lluvias y esta posterior ventolera propiciarán hermosas jornadas de senderismo a la caza de setas varias.

No, no estoy loco -bueno, tal vez un poco sí-, aquí, en Cataluña, el ir a buscar bolets, -setas en catalán-, se le denomina “cazar”.

En fin, que me pierdo; ya en la panadería, dónde paré a comprar algo para almorzar, comencé a divagar (y a salivar), sobre las alternativas gastronómicas con que regalarme el día.

  • (“…no en vano hay que comer para trabajar…”)

Esa voz interior, que justifica toda aquella fechoría que mis actos (disociados del cerebro), se empeñan en perpetuar, resuena en mi interior, entre mis sienes, para subrepticiamente, asociar la oferta de dos baguets a un euro con lo crujiente que está el pan cuando el viento se lleva la humedad mediterránea..

*****

Ayer volvimos del paraíso de las tapas, del sol, del descanso.
Hoy hemos empezado a caminar, hasta Calella (tocar el mar y volver), ocho km.
Está bien, lo confieso:
Vi por el suelo un papel de huevo Kïnder y casi me tiro de cabeza para lamerlo…

Un comentario sobre “¡¡Una barra de pan más tarde!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s