De régimen (VI)

4 de agosto 2018
(108,2kg)
 
Trescientos gramos más que ayer!
Y eso que ayer estuve paleando para vaciar la zona de compostaje del curre para que el camión de residuos pudiera acceder…
 
– Excusas!! Te comiste dos hamburguesas con los espaguetis!
– …Y? Qué debo de comer? Tampoco cené… Sólo infusiones todo el día..
– Algo estarás haciendo mal.
– Trescientos gramos! Qué pesa trescientos gramos?
– Media barra de pan? Un plato de espaguetis? Una Big Mac?
– Una Big qué!! Antes me muero de hambre que comer en un Mc…Con ese payaso anormal mirándote! No crees que asusta a los niños?
– Para que se lo coman todo? Como ayuda a los papás? No creo yo en el valor de la publicidad inversa en este caso..
– Una Big Mac!! Hasta ahora no te había ofendido yo a ti nunca de esa manera… Un Big Mac, por dios, qué verguenza*
– Y un Kentucky? Con sus patatas fritas, su media mazorca, receta original (o crujiente)…?
– Oye! Habrás visto que no he puesto la diéresis en “vergüenza”, tú sabes en éste portátil con teclado europeo, dónde coño está la diéresis?
– No disimules que te conozco! Con lo del Kentucky te he pillao y lo sabes..
– Que no. Bueno, si. Un pollo Kentucky es otra cosa -pero tampoco hay en dónde vivo,- osea que… No hay problema. Pero lo que te pregunto es en serio! Ya llevo un mes intentando ver dónde está la diéresis sin resultado.
– Pon un sinónimo!
– Esa es tu solución? Ves? Por ese tipo de actitud es por lo que nunca conseguimos adelgazar.
– Si hombre! Ahora échame a mi la culpa. Cuánto hace que tenemos este portátil, seis meses?
# Habéis probado con la tecla “alt gr”?
– Quién es esta?
– Ah, no sé, pensaba que había venido contigo..
– Conmigo? Soy la voz que comparte cerebro contigo. Dónde crees que tenía escondida a una tipa?
# Me llamo Carmencita.
– Carmencita? Cómo, “Carmencita, la buena cocinera”? Ese libro de recetas de cocina…
– Joder tío! Estás obsesionado con el comer.
# Eh!! Que estoy aquí!
– Que nombre más cursi!
# Y tú, que maleducado!!
– Perdónale (es que es un borde), y tú, no seas descortés con las visitas. Tampoco recibimos tantas.
– Eres un blando!
– Hola… Carmencita? De dónde has salido tú?
# El otro día me invitaste a venir.
– Yo te invité? No recuerdo..
– Soñabas con una receta de magdalenas de canela, con azúcar quemada por encima.. Tu madre tenía mi libro. Lo ojeabas de crío.
– Tío, ésto se te está yendo de las manos. Mejor será que nos bajemos al bar!
– Que no!! Amigos, ayudadme con este anormal. Tenemos que bajar peso!!
– Pues ya sabes, el lunes a doblar el espinazo!!
– Te odio!
– … Es lo que hay.
 
# Cómo se sale de aquí?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s