A quién madruga…

La cara de tonto cuando llegas a Correos puntual y abren media hora más tarde..

  • Excusa para tomarte un café con un cruasán…
  • No, si ya. Pero ésta semana estoy de noches. Salí a las seis.
    Aproveché el paseo de los perros y a lo tonto cayeron dos con leche.. Ya verás quién coño duerme luego…
  • Pues yo hoy también he salido contento del curre.
    Contento de ser el pringao que no encuentra la mecha de la bomba, y mira que la busco colega!!
  • Pues, buenos días. Aunque no se qué pueden tener de buenos..??
    Dormí cuatro horas.
    Desperté apaleado.
  • Tampoco soy tan mala persona como para que no me toque la Primitiva.

Reflexionando a dos?

A menudo -igual hasta demasiado a menudo-, traigo aquí conversaciones con mi otro yo. Conmigo mismo dicho sin eufemismos.

Lo peor de hablar sólo es cuando te escuchas decir:

– Te estoy diciendo que “esto o aquello” es así… No me escuchas..

Y no te das cuenta , que ni haces autocrítica de que no has dicho nada, tan sólo lo pensaste fugazmente, y… Te recriminas por qué tu otro yo no lo tuvo en consideración.
Penoso.
Pero sobre todo, frustrante.

***

Y, antes de que salga el subnormal de turno, diciendo aquello de:

  • Hablas sólo?

Y te ¿disculpas? Contestando:

  • Todo@s hablamos sólos, sea con el perro, la gata, el reflejo que -harto- nos devuelve la imagen del culo o el ojo redibujado en el espejo del ascensor, con aquel transistor que no sintoniza bien justo cuando parece que raja algo importante… Con el tenedor al que insultas cuando te has abrasado la boca con el puto canelón, o como diría mi primo, con aquella baldosa que se mueve en suelo del parking,  y espera a los días de lluvia, para recordarnoslo con una salpicadura en el zapato de ante.

MECAGUENDIOSMECAGO…!!

Demasiada información (irrelevante)?

Recibimos demasiada información..??

No. Recibimos demasiadas opiniones que tomamos como información.
(Ojo… es una opinión)

***

Brother:      – Opino lo mismo!

Reflexionando:      – Me imaginaba. (como si me importara lo que tú llegues a pensar)

Brother:   – Nos manipulan.. Sin lugar a dudas.

Carmen:   – Además de verdad!!! Nos manipulan, o eso se creen.

Brother:   – Quién es Carmen?

Carmen:   –  Tu hermana. (imbécil)

Brother:   – Esto se nos está yendo de las manos… Tú.

Reflexionando:   – Tu la has dejado entrar?

Carmen:   – Es que necesito una invitación? No jodas!!

Reflexionando:   – En fin.. Vamos a seguir con las elucubraciones.

Brother:   – A ver..

Reflexionando:   – O de verdad crees que una crema facial que contenga caviar va a reafirmar más que una que no lo contenga..??
Lo que pasa es que si lleva caviar, te la pueden vender por cincuenta Euros más que si no lleva.

Carmen:   – Yo creo que es mejor comerse el caviar y darse la de toda la vida.

Brother:    – Tu como mujer, estarás más al loro de ello. Lo suscribes?

Reflexionando:   – O comerte la crema y untarte el caviar… Por poder (a mí es que el caviar no…)

Carmen:   – O esa otra que basa su publicidad en la frase:
“Ha visto Vd. las manos de los recolectores de caracoles..??” -Joder. Pues claro que no. Nadie ha visto nunca esas manos-.

Reflexionando:   – El otro día vi una que contenía partículas de oro. (Y claro, te la venden a precio de ídem).

Brother:   – Y no es mejor coger las joyas de tu madre y frotarte todo el cuerpo..??

Carmen.   – Tu madre te miraría con una cara…

Reflexionando.   – Habláis de mamá? La tratáis de Vd? Flipo!!

Carmen:   –  Ya peinamos canas, a mi no me manipulan. Por cierto, la crema del Mercadona también, de 4 a 9 €, buenísima!!!!!!

Reflexionando.   – Y, esa otra que “dice” que lleva diamante..¿?

Brother:    – Diamante? Pero… No era el diamante el material más duro de todos..?? Cómo lo trituran..??

Carmen:   – Cómo es que no rasca..?? Y cómo lo hacen..??

Brother:    – Seguro que meten un diamante dentro del crisol de crema para que coja partículas..???

Juan:   – No crees entonces que sería mejor que siempre produjéramos como para Alemania (con más tecnología, gasto y cualificación), y que nuestros productos fueran más atractivos, en lugar de recortar el gasto en todo y vender cosas para mercadillos? Porque ése es el gran debate ahora mismo sobre la exportación.

Reflexionando:   – Quién es este?

Carmen:    – Mi ex. Es que se aburre el solo en su casa.

Reflexionando:   – Emilio?

Carmen:   – No. El otro.

Reflexionando:   – Carlos…?

Carmen:   – El ooootro.

Juan:   – Quién es Carlos?

Carmen:   – Nadie!! Además, a ti que te importa? No me habías pedido el divorcio porque te enamoraste de tu secretaria? Y, vosotros!! Atentos. Veis en que líos me metéis?

Reflexionando:   – Yo? Yo estaba tan tranquilo aquí escribiendo sobre el exceso de información…

Emilio:   – Pues te lo hemos puesto a huevo.

Reflexionando:   – Tu calla! De dónde has salido?

Carlos:   – Correcto. Ya lo apuntaba en lo del otro post. El de ayer de La Vanguardia.

Eso es lo que nos preguntamos todos en el curro desde hace meses.
Por qué no producimos todo como si fuese para Alemania y seremos verdaderamente punteros en nuestros productos..??
Lo que nos contestarían ya lo sabemos también Emilio, fabricamos “lo mismo” con distintas materias primas para distintos clientes.. y de media.. salen las cuentas.
un horror.

Carmen:   -Y tú, de dónde sales?

Carlos:   – He aparcado abajo. No se me llevarán la moto en este barrio, no?

Emilio:   – Y este es tu anterior marido? Pero si es calvo.

Carlos:   – Pues como tu.

Emilio:   – Perdona, yo me afeito la cabeza.

Juan:   – Siempre pensé que estabais como cabras en esta familia.

Eulalia:   – Tu no te metas con mis hijos, desgraciao!!

Juan:   – Eulalia! Cuantos años sin vernos!

Eulalia:   – Demasiados pocos. Éste es el que era eyaculador precoz, Carmen? Menudo fraude!!

Carmen:   -Mamá!!

Reflexionando:   Madre de Dios! De lo que se entera uno con el paso de los años…

Brother:   –   Eyac…. Precoz? Eso qué significa, mamá?

Eulalia:   –   Que te lo explique tu hermano!

Brother:   –  Reflexionando, qué significa eyac..

Reflexionando:   – Luego te lo cuento.

Carlos:   – Eso no me lo dijiste nunca!

Juan:   – Yo mejor me voy y os dejo…

Emilio:   – De verdad? Pero no era Carlos el que disparaba rápido? No entiendo nada.

Carlos:   – Tu calla! Calvo!!

Arantxa:   – Hola Carlos. Me llevas a dar una vuelta en moto?

Eulalia:  -Tu a seguir con los deberes. Es que no has entendido lo que le he dicho a tu hermana?

Brother:   – Cuando me vas a explicar lo de…

Emilio:   – Alguien tiene una cuchilla?

Reflexionando:   – Te vas a suicidar? Inténtalo en tu casa. Acabo de fregar..

Emilio:   – Voy a afeitarme la cabeza. A tu hermana le gusto más así.

Brother:   – Pero si ya no sois pareja.

Carmen:   – A que es un cielo?

Aurora:   – Arantxa, ven. Que te llevo yo a dar una vuelta.

Emilio:   – Y… esta quien es?

Carlos:   – Mi prima. Por parte de madre. La hija de Mariano y Maribel. Estuvimos en tu boda..

Emilio:   – Tú!! Tu estuviste en mi boda?

Eulalia:   – Ya estaba liado con mi hija, calzonazos.

Carmen:   – Mamá!! Ve a seguir con la plancha!!

Emilio:   – Puta!

Carlos:   – No te ibas a afeitar la cabeza, Hare Krisna?

Brother:   – Y, a mi? Me dejas la moto a mi?

Eulalia:   – Tu no tienes casco….

.

***

Lo que os decía: Demasiada información irrelevante.

***

Carmen:   – Ves, es lo que te comentaba antes, menos y mejor. Tenemos que exportar y tenemos que ser los mejores y eso tiene un precio. Habrá quien pueda soportarlo y habrá otros que no, depende de lo saneada que esté la empresa y el colchón que tenga

Reflexionando:   – Ya. pero como los dos también aceptábamos, y dado la crisis en la que estamos inmersos, vemos con buenos ojos comprar en las tiendas de los chinos, paquis, etc..
Esto a la larga hace que si nosotros compramos más barato, nuestras empresas (las españolas), para competir buscan las mismas alternativas bajando costes. Al final saldremos perdiendo porque trabajaremos más, en peores condiciones y producimos peores artículos en cuanto a calidad.

Lee esta entrevista:
http://www.lavanguardia.com/lacontra/20120229/54261572081/nancy-fraser-low-cost-usted-paga-menos-y-pronto-le-pagaran-menos.HTML

Carmen:   – Ya, está muy complicada la cosa.

Emilio:   – Pues evidentemente, esto habrá que hacerlo como todo: paciencia, calma, y mucha tranquilidad… Y encontrar un sistema que permita que los sueldos de todo el mundo se igualen a la alta, y no a la baja (zorra)

Brother:   – No insultes a mi hermana.

Roberto:   – Recibimos mucha información de cosas que quieren que sepamos adornada de la manera que ellos quieren que la veamos. No recibimos ninguna o muy poca de la que nos importa o seria útil.

Carlos:   – Quien eres tú?

Carmen:   – El Argentino!

Reflexionando:   – Sin comentarios…

***

 

 

Penúltimo día de 2016.

Penúltimo día de dos mil dieciséis. Y ahora me entero que este año tendrá un segundo más.

Cosas de esas de la translación y la rotación, que parece que cada diez años el planeta vaguea.

  • Pero.. A qué habías venido?

  • Ah, si. Para ofrecer una frase.

  • Pues va..

  • “No tengas miedo chico, todavía no eres un hombre”. Hermosa frase, no crees? 

Rocío dijo: 

  • Me gusta mucho!!

  • Quién es Rocío?

  • Ah! No sé. Pensé que había venido contigo.

  • Conmigo? A tu blog? Bastante tengo con que andes en mi cabeza todo el día..

  • Tampoco te pases. Mientras no me meta en tu hemisferio..

  • Bueno, y tú quién eres? -A Rocío-.

Rocío:

  • Yo? Rocío. Nos conocimos en Facebook. Me dijiste un día que era divertida. Me prometiste felicitarme por mi cumpleaños. Recuerdas?

  • Vagamente

  • Bueno, pero está aquí. La felicitas?

A Rocío:

  • No la felicité, y me lo recordaron varias veces, no creas..

  • Pues hazlo ahora.

  • Es que estas cosas me cuestan de asimilar, estuve pensando dejar pasar el día, para traerte el conejito de Alicia en el País de las Maravillas, aquel que corría reloj en mano al grito de: llego tarde, llego tarde..

  • Qué conejo?

  • No te metas tú. Aquel con gafas y pajarita.

  • Si ya. Pero qué tiene que ver con esta chica?

Rocío:

  • Oye? Con quien hablas? Aquí sólo estoy yo y estoy esperando.. 

  • Con mi hermano gemelo. Está dentro de mi cabeza. Bueno, cada cual escribe desde su hemisferio.. Es complicado.

  • La estás asustando. Felicitala. Igual se larga 😉

Rocío:

  • Oye! Te he oído.

  • Era él. El otro. Ya te dije que era complicado. 

  • Bueno, ya que está aquí.. Rocío, te ha gustado mi frase?

  • La del hombre que era un niño?

  • Si. Esa.

  • Si me felicitais 😁, os lo digo.

  • Aprende rápido la niña!!

Rocío:

  • Ya veo porque seguís siendo niños. Imbéciles.

  • Y yo? Qué culpa tengo?

El asesino adorable?

Tantas películas sobre asesinos en serie que tratan sobre lo mismo… Matar y matar a chicas indefensas, a pobres borrachos o indigentes..
Películas que las doctrinas americanas creen que nos van a gustar.
Para cuándo una trama sobre un asesino en serie de políticos??
Da igual que sean buenos o malos..
Alguna película que se gane las simpatías del público?
Eso no os gusta que pensemos, verdad bastardos?
  • Como en el tiro al pichón? Versión deporte popular.
  • Vaya. Solo faltabas tú ahora y aquí.
  •  O la pesca de patos de feria..
    Sólo que a éstos, mejor pillarlos con el gancho por el culo.
    Pero.. Me estoy escapando del tema.

    Mejor darles con balas de paint-ball.
    Para acojonarlos sin más.

  • ¿Asesino en serie de políticos?, no da tiempo en una vida a eliminar los necesarios. Habrá que inventarse al asesino en “paralelo” de políticos. De 32 o 64 VIPS.

Yo creo que se ganaría el respeto del pueblo.

  • Bueno, aunque no sea exactamente de asesinato de políticos, “Arcadia” de Costa-Gavras indica un poco por dónde va la cosa en los trabajadores.
    “Louise-Michel” va precisamente sobre unos trabajadores estafados por su jefe que deciden contratar un matón para que se lo cargue. Y “Have fun with Dick and Jane”, con Jim Carrey, trata en su último cacho de una venganza a los empresarios que provocaron una bancarrota muy parecida a la de Enron.
  • Que cosas más raras sabes! De dónde sacas esta información?
  • Pero que bruto, -con perdón-, eres.
  • De verdad lo crees?
    Yo pienso que plasmar por escrito los deseos de otros (auque sean subliminales), tiene su encanto.
    Y, si. Bruto me parece un elogio.
    No temas..
  • Has visto “El coleccionista de huesos”?
    No me digas que el guión no mejoraría tal como yo lo planteo?
    A mitad de metraje, los espectadores dejarían de tener miedo por el paraplégico, para sentir afinidad con el descuartizador.
  • No me gusta lo gore.
  • Si. Ya he visto que tu muro es más de compartir los sentimientos de los demás que los tuyos.
    El mío prefiero que sea el espejo y barómetro de mis subidas y bajadas..
    Como digo a menudo, mi visita diaria al psiquiatra.
  • Un amigo mio acaba de escribir un libro y hay un suicido en masa de políticos y reyes! Jejeje..
  • A ver si me buscas el título, mejor un enlace..
    Y felices fiestas darling..
  • Enlaces no estoy seguro, pero puedes buscar en …
  • Sssihist!! Nada de nombres!
  • Un amigo mío italiano solía decir “con tantos políticos que se cargaron los terroristas italianos en los años 70, incluyendo Aldo Moro, que era un buen hombre, ¿Cómo no se carga nadie a Berlusconi?”
  •  Igual porque el ejército de tetas que le rodea, despista continuamente al animal básico que llevamos dentro.
  • Ok. Me doy por vencido.

Placeres voyeur.

Me encuentro sentado en la terraza de una cafetería.

Los perros a los píes.

  •  Los perros?
  • Pero.. Dejame en paz. Te digo yo cómo has de contar tú tus cosas?
  • Les engañas, pues?
  • No. Bueno, es que es irrelevante tanto detalle. Eres un purista absurdo.
  • …?

El perro a los pies. Estamos esperando mientras la perra está en la peluquería. Siempre la traigo en julio. Por el calor.

  • Porque es una guarra…
  • Eh! Es una perra de caza. Por instinto no les gusta su olor. Se revuelca para camuflarse.
  • En estiércol?
  • En lo que pilla. Hablamos de ti? Les contamos tus obsesiones?
  • No viene a cuento.
  • Seguro? Iba a contar sobre el sentirse voyeur.
  • Eres un borde.
  • Que sea la última vez que le faltas el respeto a los perros. Son tan parte de ésta familia como puedas serlo tú.

Os hablaba de cómo desde sentado en una terraza -tenemos una alpargateria a la derecha-. Podemos”disfrutar” de cómo las turistas hacen equilibrios para probarse calzado. Y, desde mi posición, el sobrevuelo de faldas al viento, permite ensoñaciones más venéreas que castas.

  • Corre. Mira. La mora esa tan tapada, casi se cae sobre la mesa.
  • Te das cuenta de que determinados comentarios pueden caer en lo xenófobo?
  • Ve a cagar. Los dos sabemos que no lo somos. Importa, -además-, la religión en esto? Te recuerdo que estás mirando bragas robadas al descuido mientras se prueban sandalias..
  • Tienes razón. Debe de ser la influencia mediática.Igual vas pidiendo la cuenta y tal..
  • Tienes prisa? No nos han llamado aún de la peluquería.
  • Ya. Pero.. vas por la tercera birra y son las once de la mañana.
  • Hemos comido!
  • Ya. Diselo al perro, que se ha inflado de pan untado en huevo. Igual te crees que no te he visto.
  • Le gusta..

Lola.

Lola (Comentando a Valeria…)

A veces, los recuerdos -insanos o no- aparecen sin más.

  • Insanos?
  • Vaa… No asomes, precisamente hoy, con el calor que hace, no estabas pintando?
  • Por qué insanos?
  • Ya sabes por qué. Y a ésta gente que nos lee -ese dato- no les interesa.
  • Tu crees? Fue tu hemisferio el que se encoñó con Lola. Cuando fuimos a su casa, fue para colocar aquellos enlucidos de madera para proteger de la humedad.
  • Vivía en un bajo.
  • Ya se que vivía en un bajo. Lola estaba loca, como una cabra. Aun recuerdo aquella noche de la lluvia de estrellas que casi acaba en lluvia dorada. Se meo encima. Mientras estaba sentada en un sillón de una terraza. Que guarra!!
  • No se meo. Se c… descubrimos con ella el punto G. Tu le hablabas de arreglarle los bajos (de su casa) a su subconsciente. Yo hablaba con ella. Bajo la mesa nuestras manos jugaban. Fue algo incómodo (para que no nos vieran).
  • Que te crees tu eso. Da gracias que era de noche..
  • …!
  • Siempre nos han atraído las descerebradas, recuerdas?
  • Claro. Así nos fue durante tanto tiempo.
  • Lola fue especial. Fue la primera, la que nos sacó del tedio del matrimonio con..
  • Chist!! Los nombres chitón. O te encierro.
  • No te atreverás! La última vez ya sabes que estuvimos sin hablarnos un mes.
  • (que descanso)
  • Eh!! Que te he oído. Estoy en tu cabeza. Lo recuerdas?
  • Pues claro…No te dará una apoplejía un día, no…
  • …!!
  • Un ictus? Cortito?
  • Eres un imbécil. Me voy. Voy a seguir pintando. Me hubiese gustado ofrecer mi visión de la relación con Lola. Después de todo YO soy el artista, tu sólo eres el sieso que escribe… Qué ibas a escribir si no? De qué experiencias contarías? Ya me llamarás, ya.
  • Si. Para comer. Recuerda que un artista es un payaso. (también)
  • Imbécil…

(¡¡Portazo!!)

En fin, perdonad -una vez más- el inciso. Estaba en que tras comentar en el Blog http://loslabiosdevaleria.wordpress.com/ ha surgido un fantasma del pasado.

  • Otro. Otro fantasma!!
  • Te juro que un día….

Tras comentar -repito-, he sentido la necesidad de recordar el episodio con Lola.

Una vez, salí con una pintora, (eso decía ella) pusimos una gran sábana a modo de improvisado lienzo, sobre un sofá. Para protegerlo del polvo.

  • Qué polvo? Quién es el fantasma ahora? Eh!!
  • El de la sierra. Fuimos a lo de las maderas. Ves como no pillas?

Le gustaban los colores morados, pintar atardeceres.
Disfruté al principio, -para qué negarlo, por la novedad- perfilando con un pincel las aureolas de sus pechos. Ella hizo lo propio conmigo. La pericia de mis trazos degeneró bastante.
Las risas, los besos, los escarceos íntimos, las mezclas de óleos y acrílicos, la técnica de empastar…
Nos reímos mucho. Menos después, a la hora de lavarse.

No la volví a ver durante años.
Dos décadas después, tras una breve visita a su ciudad -fui a un entierro acompañado de mi hermana pequeña-, nos cruzamos por la calle. Ella iba con marido. Dos niños pequeños.
Saludos, efusivas muestras de cariño, ¿De nostalgia? Nos invitaron a su casa. A tomar café, charlar. Una visita cordial.

Entrando en la casa. Pasillo al fondo. Cuando crucé el comedor y vi la gran sábana extendida en una pared, el corazón me dio un vuelco.
Vi las huellas de los excesos de hace años sobre una pared.
Instintivamente bajé la mirada al suelo, saludé a los niños y cuando la volví a levantar, el tal Javier le preguntaba a mi hermana si le gustaba el cuadro.

Lola, -la amiga pintora-, me lanzó un imperceptible guiño que no pasó desapercibido por mi hermana, que después, ya en la calle, me increpó:

– Ésta tía te ha guiñado un ojo con su marido al lado? Anda.. Vamos, que estamos de entierro!!