Con el sol en la nuca.

Hoy me he sentado en una terraza.

(tampoco me apetecía nada.. pero el calorcito en la nuca invitaba a sentarse de riñones al sol)

Leía un cómic, ya contaré mañana cuál, que me transportó hacia mi niñez. Relamiéndome en verificar que lo cotidiano de mis recuerdos aparecía en un buen guión de cómic..

No sé qué tiempo habrá pasado (15 o 20 minutos), leo despacio, no veo, me distraigo…

Allí no ha venido nadie.

Cuando ha caído el sol de tarde entre los dos edificios, me he levantado y me he ido.

Cada vez reniego más, lo sé. Lo siento. (miento)

Pero por qué no estuvo el camarero al loro para sacarme una consumición..??

Esas cosas me pueden..!!