Sobre sentirse independentista. 


RESUMEN BAJO EL CRITERIO DE UN CERVECERO
Españoles, un saludo.

A muchos, si no a todos, nos gusta la cerveza en éste país.

Aquí, en Cataluña, como en cualquier otro sitio, comprendemos que si unimos todas las compras en una sola, el precio, sin duda, nos saldrá más barato.  
También comprendemos que el servicio será mejor. Todos ganamos. No somos tontos.

Ahora bien, el Gobierno actual, y con criterios ancestrales, exige que toda España beba Mahou. 
(Supongo que comprenderemos el símil)
Aquí, en Cataluña, nos gusta la Mahou también, pero tenemos el paladar adaptado a la Estrella Dorada y/o, a la San Miguel. No tenemos ningún problema en ampliar nuestra percepción y paladar y beber Mahou, ni Estrella de Galicia, ni Keller, ni Turia, ni ninguna otra cerveza con los múltiples y enriquecedores aromas que aportan desde todo el territorio nacional.
Otra cosa es que una suerte de personajes absolutistas (en su organización y miras de expansión), hayan decidido anular los paladares y gestión -bajo su minimalista criterio-, para potenciar -además-, la expansión de un sólo tipo de cerveza. 
(con la sutil excusa de que de esta manera, creceremos en el bien común)

Comprenderéis que si yo voy a vuestra casa a deciros lo que teneis que beber, cómo o con quién teneis que brindar, en qué idioma, etc. y percibis  -además-, que por las rendijas de mis bolsillos se queda parte del beneficio de la explotación de mi marca cervecera en beneficio de la vuestra… igual os apetece echarme escaleras abajo.
Y no digo que me roben, eh!! Ese es un argumento ya muy manido. Lo que digo es que si para que su gestión sea efectiva -dadas las muchas sociedades satélites que tienen adjudicadas- necesitan crear otras empresas accionistas que nada tienen que ver con el mundo cervecero (políticas anti-abortivas, recortes en educación, vamos.. ya sabéis, toda una suerte de recortes sociales en pro de beneficios capitalistas), pues igual preferimos abrir nuestros propios mercados.

Pues eso pasa.
Un brindis (plurinacional)

 
.

Politiqueando (y II)

He visto un campo de fútbol como el de un futbolín. de ese verde pizarra asomaban cabezas, claramente enterrados sus dueños hasta asomar tan sólo desde el mentón para arriba.
Cada uno en su posición. Portero, tres defensas, tres medios y cuatro delanteros.
Las once cabezas de cada equipo habían sido pulcramente elegidas, once del Partido Popular y once del Partido Socialista..
(también había otros equipos esperando)
Las entradas al recinto se pagaban para hacer de árbitros, unas colas oye!!
Tenías derecho a dar dos patadas. A elegir.

Desperté sudoroso, todo el mundo sonreía, espectadores satisfechos, por fin ganábamos por goleada.

Requiem tras las Elecciones Generales.

 

Tras los resultados de las Elecciones Generales, observo cómo muchas personas deciden insultar a los votantes que lo han hecho al Partido popular.

Me fastidia, repugna y entristece que mucha gente no comprenda el valor del ejercicio de la democracia.

Tengo 55 años. He vivido en distintas comunidades.

Desde que tuve posibilidad de ejercer voto, lo hice al PSOE.
Luego, en la última década, el hastío de comprender en qué se iba convirtiendo, me llevó a votar Esquerra y por fin CUP en las municipales. Error.

Yo he votado a Podemos (con el sentimiento de creer en Pablo Iglesias y en esa regeneración política que conlleva), sin embargo soy ciudadano de Cataluña y a los de Podemos “de aquí” apenas los conozco y por ende valorar. Tan sólo conozco al cabeza de lista más representativo por Barcelona. Y ya sabemos cuáles son las prioridades de los distintos políticos. Yo vivo en la Costa Brava. (Gerona)

Como ciudadano catalán no particularmente independentista, siento un fuerte orgullo de pertenecer a una de las dos comunidades en las que no ha salido el PP. No puedo comprender qué más hace falta para que la “gente” se de cuenta de hacia dónde nos llevan dichos resultados. No seré yo quien insulte a nadie por los resultados que las Elecciones han cosechado, creo que me encerraré en mi cueva a llorar durante otros cuatro años.

Mis próximos votos, municipales, generales, etc.. serán para Esquerra. Ya no me queda otro camino.

Reflexiones sobre Política.

REFLEXIONES SOBRE POLÍTICA.
(de mi sección: Conversaciones conmigo mismo)

Sabéis qué? He decidido presentarme a las próximas elecciones.

– Con qué partido?

– Vaya! Ya has vuelto de las vacaciones. Prefería cuando no estabas…

– No seas borde. Va, contesta, con qué partido?

– Con ninguno. Me presento sólo.

– Ya. Y… Si por un casual, ¿Ganas? Con quién formarás gobierno?

– Con unos cuántos compañeros de juerga.

– Pero… Eso es muy poco serio…

– De eso se trata. De no aburrir a los ciudadanos.

– El TC te lo impedirá.

– Importa? Hasta ahora les ha funcionado. Cuatro meses se han tirado y… cobrarán hasta junio!!

– Visto así…